¿Está mal cuestionar a Dios cuando las cosas no salen como deberían?

Por   •   June 25, 2013

No, no está necesariamente mal que le preguntemos a Dios por qué ha permitido que las cosas nos sucedan de la manera en que lo hicieron. Dios no desea que actuemos fingidamente o de manera deshonesta cuando nos acercamos a Él – y de cualquier manera, Él ya sabe lo que hay en nuestras mentes y corazones.

Job en el Antiguo Testamento no entendía por qué Dios permitía que él sufriera, y cuestionó las razones por las que Dios lo hacía. En medio de su dolor y desanimo, Job clamó, “¡Ya estoy harto de esta vida! Por eso doy rienda suelta a mi queja; desahogo la amargura de mi alma” (Job 10:1, NVI). Dios no se distanció o se enojó con él; Dios sabía que estaba sufriendo y entendía sus emociones.

Pero escucha: Job no se quedó ahí. En otras palabras, él no solamente se quejó. En lugar de eso, él honestamente buscó a Dios, y finalmente Dios le trajo consuelo. No, no todas sus preguntas fueron contestadas – y las tuyas tampoco lo serán. Pero Job vio la grandeza y amor de Dios de una nueva forma – y eso hizo toda la diferencia.

No cuestiones a Dios porque creas que Él está mal; no lo está. En lugar de eso, pídele que te ayude a confiar en Él, aún cuando no lo entiendas. Dios te ama – si no lo hiciera, no hubiera enviado a Su Hijo al mundo a morir por ti. Pero lo hizo, y eso hace toda la diferencia.

Deja un comentario

Your email address will not be published but you will receive our next BGEA ministry update. You can opt out of future emails at any time.