¿Por qué debo ir a la iglesia?

Por   •   September 3, 2021

¿Es la iglesia realmente tan importante? Billy Graham recibió muchas variaciones de esta pregunta a lo largo de los años. A continuación se presentan cuatro de sus respuestas a preocupaciones comunes sobre la iglesia.

P: ¿Tengo que ir a la iglesia para ser cristiano?

R: Solo una cosa es necesaria ante los ojos de Dios para que nos convirtamos en cristianos, y es nuestra fe y confianza personal en Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. La Biblia dice: «Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo» (Romanos 10:9).

Sin embargo, no me malinterpretes: Dios no quiere que nos quedemos inmóviles en nuestra fe. Por el contrario, la voluntad de Dios es que nos fortalezcamos en nuestra fe, y una de las formas más importantes en que esto ocurre es a través de nuestra comunión con otros creyentes.

Si permanecemos aislados, nunca escucharemos la predicación y la enseñanza de la Palabra de Dios, y nunca tendremos oportunidades de servir a otros en el nombre de Cristo. […]

Pídele [a Dios] que te dé el deseo de crecer en tu fe, y luego que te guíe a una iglesia que sea adecuada para ti. Recuerda: Dios está más preocupado por tu crecimiento espiritual que tú mismo.

P: He renunciado a la iglesia. La última iglesia a la que asistí tenía tantas divisiones y conflictos que juré nunca volver a ir a la iglesia.

R: A nadie le gusta encontrarse en medio de un conflicto en la iglesia. ¡El único que realmente se deleita en una pelea en la iglesia es el diablo!

Pero esta desafortunada experiencia te ha hecho concluir erróneamente que todas las iglesias deben ser como ésta. Eso no es cierto, en absoluto.

Es cierto que ninguna iglesia es perfecta; como alguien dijo una vez, si alguna vez encuentras una iglesia perfecta, ¡dejará de serlo en el momento en que te unas a ella! Pero cuando Cristo está en el centro de la vida de una iglesia, esta estará marcada por la armonía y el amor. La Biblia dice: «Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo» (Colosenses 3:15).

Recuerda: cuando venimos a Jesucristo, no sólo nos conectamos con Él (aunque esta es una verdad importante). También nos conectamos con otros, es decir, con todos aquellos que han puesto su fe y confianza en Él. Nosotros les pertenecemos a ellos y ellos nos pertenecen a nosotros, y nos necesitamos mutuamente. La Biblia dice: «Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras» (Hebreos 10:24).

Pide a Dios que te guíe a una iglesia donde se predique y enseñe a Cristo, y donde la gente busque vivir para Él. Allí no sólo encontrarás paz y amistad, sino que también proporcionará alimento espiritual para tu alma.

P: Estoy muy ocupado durante la semana y necesito mis fines de semana para relajarme. Y, de todos modos, puedo sentir la presencia de Dios tanto caminando en el bosque como en algunas iglesias.

R: Todos necesitamos descansar y renovarnos; a veces, incluso Jesús sintió la necesidad de alejarse de las presiones a las que se enfrentaba. En una ocasión, la Biblia dice que Jesús dijo a sus discípulos: «Vengan conmigo ustedes solos a un lugar tranquilo y descansen un poco» (Marcos 6:31).

Pero también necesitamos tiempos de renovación espiritual, tiempos en los que volvemos nuestros corazones y mentes hacia Dios, y buscamos su voluntad para nuestras vidas. Y eso es lo que te falta en tu vida.

Tal vez tengas éxito en tu carrera. Es posible que también estés disfrutando de la vida que has labrado para ti y tu familia. Pero, te des cuenta o no, algo falta en tu vida, y ese «algo» es Dios. […]

Una vez que conozcas a Cristo, realmente querrás fortalecer tu fe y estar con otros creyentes. No sólo ayudarás a tu familia, sino que también descubrirás una alegría aún mayor: la alegría de formar parte de la familia de Dios para siempre.

P: Nos hemos mudado recientemente y supongo que deberíamos involucrarnos en una iglesia local, pero no estoy seguro de que merezca la pena el esfuerzo. Las [iglesias] a las que asistimos antes no tuvieron mucho impacto en nosotros.

R: Lamento que no hayan tenido una experiencia positiva con la iglesia, pero espero que esto no les impida buscar una en el futuro. Las iglesias (al igual que las personas) difieren unas de otras, y te animo encarecidamente a que busques la que Dios tiene para ti.

¿Te has preguntado alguna vez cuál sería tu iglesia ideal? En otras palabras, ¿qué deberías buscar en una iglesia? No sé cómo responderías a esto; tal vez quieras una que sea amigable, o que tenga un servicio de adoración agradable, o que tenga actividades para tus hijos. O tal vez busque una iglesia que participe en proyectos de servicio en tu comunidad.

Ciertamente, todo esto puede tener su lugar, pero la pregunta más importante que debes hacerte es la siguiente: ¿Creceremos espiritualmente mi familia y yo en esta iglesia? ¿Aprenderemos directamente de la Biblia sobre Dios y su voluntad para nuestras vidas? ¿Nos acercaremos más a Dios, y descubriremos lo que significa estar unidos con otros creyentes?

La Biblia dice: «Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría…» (Colosenses 3:16).

Sin embargo, quizás tu verdadero problema es que te has conformado con dejar a Dios al margen de tu vida. No lo dejes ahí por más tiempo: más bien pídele a Jesucristo que entre en tu vida hoy mismo, y Él lo hará. La Biblia dice: «Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes» (Santiago 4:8).

Encuentra una iglesia cerca de ti.