Mi esposo se encuentra muy desanimado porque no ha conseguido un trabajo en su especialidad, o mantener un empleo en los últimos años. Él dice que cree que siempre va a ser un fracaso. Teme buscar ahora, por temor a fallar de nuevo. ¿Qué yo debería hacer?

Por   •   January 22, 2015

En los últimos años, nuestra nación ha pasado por algunos tiempos económicos muy difíciles, por lo cual sospecho que muchos lectores se pueden identificar con la experiencia de su esposo. Tenemos que orar por los líderes políticos y empresariales de nuestro país, para que puedan encontrar el camino para recobrar nuestra prosperidad.

Pero su esposo no debe verse a sí mismo como un fracaso. En su carta usted dice que casi todos los trabajos que él ha tenido durante los últimos años fueron temporales; en algunos casos la compañía para la que trabajaba cerró. En otras palabras, lo que le ha acontecido está mucho más allá de su control. ¿Por qué, entonces, él se tendría que culpar a sí mismo por lo que le ha pasado, o estar desanimado en cuanto su futuro? La Biblia dice: “cada cual… piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno” (Romanos 12:3).

¿Qué puede hacer él? Mi oración es que él pueda enfrentar el futuro con fe, fe que Dios le cuida; fe que Dios le proveerá; fe que puede confiar en Dios en el futuro. Sus mejores años bien pueden estar por venir, en la medida que él pone su vida en las manos de Dios.

Que usted también pueda ser todo lo que su esposo necesita en este momento. Son tiempos estresante para él; no lo empeore al quejarse o importunarle sobre el futuro. La Biblia dice: “Anímense unos a otros todos los días… Ayúdense para evitar que el pecado engañe a alguno de ustedes y lo vuelva tan terco que le impida cambiar” (Hebreos 3:13).

 

Deja un comentario

Your email address will not be published but you will receive our next BGEA ministry update. You can opt out of future emails at any time.