5 Respuestas de Billy Graham Sobre el Final de los Tiempos

Por   •   September 2, 2016

Al ver tanto caos y confusión hoy en el mundo, muchas personas se preguntan si estamos viviendo en los tiempos finales. Probablemente usted haya escuchado predicciones de la fecha en que el mundo se va a acabar. O, tal vez, usted está tan atemorizado que no quiere ni pensar sobre este asunto. Es cierto que el mundo sigue alejándose de Dios y que la Biblia hace diversas advertencias que podemos percibir a nuestro alrededor. Pero, en Juan 16:33, Jesucristo dice: “En el mundo tendrán aflicción; pero confíen, yo he vencido al mundo”.

Al entender lo que Dios dice sobre el fin del mundo tal como lo conocemos, trae paz a nuestros corazones. Estas 5 respuestas de Billy Graham explican con más detalle el fin de los tiempos y las razones por las que debemos estar alertas y en oración, en vez de ansiosos y temerosos:

P: ¿Cuánto va a empeorar el mundo antes que, finalmente, Dios intervenga y Jesús regrese? Estoy muy preocupado al ver toda la maldad que hay en el mundo hoy en día. ¿Estamos viviendo los tiempos finales?

R: La Biblia nos advierte que no debemos hacer predicciones precisas respecto a la fecha exacta del retorno de Jesús —pero su regreso es seguro, y es muy posible que estemos viviendo los últimos días antes que él venga de nuevo. La Biblia dice: “La noche está avanzada y se acerca el día” (Romanos 13:12).

Poco antes de regresar al cielo, Jesús les dijo a sus discípulos que un día el volvería a establecer su reino. Pero dijo que, antes de que esto acontezca, ciertas cosas habrían de pasar; y en nuestros días estamos viendo muchas de esas cosas. Por ejemplo, él dijo que antes de su retorno el Evangelio debería ser predicado en todo el mundo (ver Marcos 13:10). Esto no hubiese sido posible anteriormente, pero hoy sí lo es, gracias a la radio, el internet y otros modernos medios de comunicación.

También puede que hayas puesto tu atención en otra señal que Jesús dio: el intento final de Satanás para detener la obra de Dios por medio de un ataque masivo de maldad. Nuestro mundo no es ajeno al mal; Satanás siempre ha estado trabajando para detener los planes de Dios. Pero los enemigos de Dios ahora tienen acceso a modernas armas de destrucción masiva, y nadie puede predecir cuál será el resultado de esto. Jesús dijo: “Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras… se levantará nación contra nación…” (Mateo 24:6-7).

Sin embargo, la pregunta crucial es: ¿Estás preparado para el regreso de Cristo? Puedes estarlo, al volverte a él y poner en él tu fe y confianza. No tomes a la ligera sus advertencias, sino entrégale sin demora tu vida a Jesucristo.

¿Estás Preparado para el Regreso de Jesucristo?

P: ¿Cómo va a terminar el mundo? ¿Se irá enfriando gradualmente hasta que la vida dé su último parpadeo y muera, o la tierra se acabará repentinamente a causa de una catástrofe (como la caída de un asteroide)? ¿O talvez nos destruyamos a nosotros mismos? ¿Qué dice la Biblia sobre esto?

R: Quiero asegurarte que el futuro del mundo está firmemente en las manos de Dios, y que este mundo, tal como lo conocemos, va a terminar cuando Dios intervenga para ese fin.

¿Significa esto que nunca vamos a tener guerras, plagas o desastres naturales que aparentemente provocarán el fin de la vida (tal como ha ocurrido en el pasado)? Ciertamente, es posible; Dios no ha prometido librarnos de tales tragedias. Pero estas no son el fin, y aun en medio de esas situaciones podemos confiar en Dios, quien ha prometido estar con nosotros. Jesús dijo: “Todo esto tiene que pasar, pero todavía no será el fin” (Mateo 24:6).

¿Cómo será el fin? Una cosa es cierta: será repentino e inesperado, y la mayoría de las personas no estarán preparadas. Al igual que en los días de Noé, cuando se desencadenó el diluvio, una catástrofe repentina golpeará toda la tierra, y ya será demasiado tarde para volverse a Dios. La Biblia también hace alusión a una destrucción total y feroz. “Los cielos desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, será quemada.” (2 Pedro 3:10).

La buena noticia es que no tenemos razón para temer ese día, si es que conocemos a Cristo. ¿Está tu fe y tu esperanza en él, y estás buscando vivir para él cada día? “Puesto que todo será deshecho, ustedes deben vivir una vida santa y dedicada a Dios, y esperar con ansias la venida del día de Dios” (2 Pedro 3:11-12).

Encuentra Tu Esperanza en Jesucristo Hoy Mismo.

P: ¿Por qué algunas personas están obsesionadas con las predicciones del fin del mundo? Siempre han habido guerras y desastres naturales, y siempre lo habrán. Todas estas profecías sobre el fin del mundo, en mi opinión, son tonterías.

R: Usted tienes razón, hasta cierto punto. A lo largo de la historia ha habido personas que aseguraban conocer exactamente cuándo el mundo iba a terminar, y claramente estaban equivocadas. Jesús dijo: “Nadie sabe cuándo será el día o la hora, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo mismo. Solamente lo sabe el Padre” (Mateo 24:36).

Sin embargo, hay una profecía sobre el futuro que no debes ignorar ni descartar como tontería, y es la que fue hecha por el mismo Jesús. Él advirtió que algún día este mundo, tal como lo conocemos, ha de llegar a su fin, y no a causa de guerras o desastres naturales, sino porque Dios mismo intervendrá y provocará este fin. El futuro está en las manos de Dios, y sólo él dispondrá el fin del mundo.

Y cuando lo haga, todos los males de este mundo serán destruidos y Jesucristo regresará para reinar sobre un nuevo mundo en perfecta paz y justicia. Apenas podemos imaginarnos esto, pero nos da la esperanza de un mundo verdaderamente mejor. Como la Biblia dice: “Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia” (2 Pedro 3:13).

No te preocupes con quienes falsamente aseguran conocer cuándo será el fin del mundo. En vez de eso, pon tu fe y confianza en Jesucristo. Sólo él nos da esperanza para el futuro y fortaleza para nuestras vidas presentes. A partir de hoy, haz de Cristo el fundamento de tu vida.

P: Si estamos viviendo en los últimos días y el mundo se acabará en poco tiempo (como así lo creo), ¿por qué entonces deberíamos preocuparnos por tener hijos o ahorrar dinero para nuestra jubilación? En otras palabras, ¿por qué afanarnos y prepararnos para el futuro si no habrá un futuro?

R: Si conociéramos con absoluta seguridad la fecha exacta de cuándo Cristo regresará, y cuándo este mundo presente va a terminar, entonces lo que usted dice sí tendría sentido.

Pero no lo sabemos, y esta es la forma en que Dios lo estableció. Cuando los discípulos de Jesús le preguntaron en qué momento regresaría a establecer su reino, él respondió advirtiéndoles que no fueran engañados por cualquiera que asegurara conocer la respuesta. Luego dijo: “Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre” (Marcos 13:32).

¿Por qué esto es así? Una razón, creo, es porque si lo supiéramos seríamos tentados a dejar de hacer la obra que Dios quiere que hagamos. En una de sus parábolas, Jesús elogió al siervo que se mantuvo trabajando mientras su amo estaba fuera. Luego añadió: “Dichoso el siervo cuyo señor, al regresar, lo encuentra cumpliendo con su deber” (Lucas 12:43). ¡Que esto sea realidad para nosotros!

Además, la promesa de Jesucristo es clara: Un día él regresará en poder y gloria, y terminará todo mal, toda rebelión y toda injusticia del presente mundo. Ese día hoy está más cerca que nunca antes. ¿Estás preparado? Asegúrate de tu compromiso con Jesús, y también asegúrate de que si él regresa mientras aún estás con vida, te encuentre trabajando y viviendo para él.

P: Hace unas semanas, un amigo me regaló un libro en que el autor relata cuándo exactamente Jesús volverá (y afirma que no falta mucho). Dice que el Espíritu Santo le reveló en un sueño. ¿Podría él tener la razón?

R: No pongo en duda la sinceridad del autor, pero la Biblia nos advierte con suma claridad respecto a hacer predicciones precisas sobre el regreso de Jesús. Jesús dijo: “Sin embargo, nadie sabe el día ni la hora en que sucederán estas cosas, ni siquiera los ángeles en el cielo ni el propio Hijo. Solo el Padre lo sabe” (Mateo 24:36). Si Dios ha ocultado esto a los ángeles y a su propio Hijo, ¿por qué lo habría de revelar a un simple ser humano?

Al mismo tiempo, la Biblia nos revela dos verdades muy importantes acerca de la segunda venida de Jesús. Primeramente, ¡nos dice que él regresará! La Biblia repetidamente nos dice que el plan de Dios para este mundo aún no ha terminado, y que un día Jesucristo vendrá nuevamente para completar ese plan. Y, a diferencia de su primera venida, su retorno será glorioso y será reconocido por todo el mundo: “¡Miren! Él [Jesús] viene en las nubes del cielo. Y todos lo verán” (Apocalipsis 1:7).

La segunda verdad que la Biblia nos muestra, es que el Señor puede regresar en cualquier momento, y cada día las señales de su venida son más y más evidentes. Una vez que él venga, ya será demasiado tarde para comprometernos con él y trabajar para él: este es el momento para creer en él y seguirle. Jesús dijo: “Mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió” (Juan 9:4).

Si Jesús regresara hoy, ¿estarías listo? Puedes estarlo, al abrir tu corazón y tu vida a Jesús, entregándote a él sin reservas. No lo postergues, en fe, comprométete con Jesús hoy mismo.