Me han dicho que debo de estar creciendo en fe, pero no creo que eso esté sucediendo. A lo mejor no entiendo lo que significa. ¿Me estoy olvidando de algo?

Por   •   May 23, 2013

Es cierto, la voluntad de Dios para nosotros es que crezcamos en fe. Sólo entonces podremos resistir las tentaciones del diablo; sólo entonces Dios será capaz de utilizarnos en la mayor medida posible. La Biblia dice, “Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 3:18). 


Recuerda: Cuando venimos a Cristo, la Biblia dice que somos como recién nacidos. Pero el nacimiento es sólo el principio para cualquier ser humano; un niño no está desinado a ser un bebé para siempre, sino a crecer y a fortalecerse hasta alcanzar la madurez. Lo mismo es cierto para nosotros. Cuando venimos por primera vez a Cristo somos “recién nacidos espiritualmente” –pero no estamos destinados a permanecer de esa forma. El plan de Dios para nosotros es que crezcamos en fe y que nos hagamos más como Cristo.

¿Cómo sucede esto? Sucederá cuando hagamos uso del “alimento espiritual” que Dios ha provisto para nosotros. ¿Qué representa ese “alimento”? Primero, Dios nos ha dado la Biblia;  a través de ella aprendemos más acerca de Él y de su voluntad para nuestras vida. Dios nos ha dado asimismo le privilegio de la oración. Adicionalmente, nos ha dado la comunión con otros creyentes. Si cualquiera de estas  –La Palabra de Dios, la oración y la comunión— falta, nuestro crecimiento será atrofiado.

Que tu meta sea el crecer en fe. Aparta tiempo cada día para estar con Dios y pídele que te guíe a una Iglesia en donde puedas oír Su Palabra y crecer, al tener contacto con otros creyentes.

Deja un comentario

Your email address will not be published but you will receive our next BGEA ministry update. You can opt out of future emails at any time.